“Ganar-Ganar” es una expresión que se utiliza para definir un tipo de relación. Tanto en una comercial, como en una personal (donde existen intereses no económicos), significa que ambas partes ganan. Ganar-Ganar es una actitud, una forma de llevar adelante una relación. Es tener la intención de ganar, pero a la vez querer que la otra persona también gane.

Esta actitud llena de buenos sentimientos la relación; es muy agradable “ganar-ganar”, pero también es difícil. Tienes que preocuparte por los demás y hacer todo lo posible para que el otro tenga éxito, pero también debes preocuparte por tí mismo, porque tú también quieres tenerlo. ¿Cómo hacerlo?

No es fácil. Es necesario comenzar por uno mismo. Debes tomar la responsabilidad de tu propia vida, idear un plan y fortalecer la confianza y seguridad en tí mismo. Sólo así, uno puede dejar de sentirse amenazado por otras personas y comenzar a valorarlas, a disfrutar de ellas, a desear que ganen. La seguridad personal es el fundamento para pensar Ganar-Ganar.

Saludos cordiales.

CB.-