World Economic Forum – Global Competitiveness Report 2012-13 (Download the full report)

AméricaEconomía

México DF. La competitividad de la mayoría de los países de Latinoamérica creció desde el año pasado, pero la región aún tiene que trabajar para aumentar su productividad y blindar sus economías de vaivenes externos, según un informe publicado este miércoles por el Foro Económico Mundial.

El Indice de Competitividad Global elaborado por el organismo mostró que Ecuador, Panamá, Nicaragua, Perú, Paraguay, Brasil, México, Costa Rica y Guatemala subieron escalones en su competitividad relativa frente al resto del mundo.

Chile sigue siendo la economía más competitiva de la región por su sólido marco económico, bajos niveles de deuda, un superávit presupuestario, instituciones públicas eficientes y transparentes y una buena infraestructura, según el estudio.

Lo sigue Panamá, que ha mejorado en el último año su sistema educativo y las inversiones en investigación y desarrollo. Brasil es el tercero en el podio latinoamericano por un avance relativo en su economía y un mejor acceso al financiamiento.

México avanzó al mismo ritmo de Brasil gracias a un fuerte mercado interno, un buen marco económico, una infraestructura de transporte bastante buena y negocios sofisticados.

Perú dio un importante salto en el listado por su estabilidad macroeconómica. La viceministra de Economía del país, Laura Calderón, dijo que el avance en el ranking es un reflejo de las políticas económicas y comerciales consistentes.

Tarea por delante. Hasta las naciones latinoamericanas mejor ubicadas en el listado tienen asignaturas pendientes. La educación es un problema en Chile, Perú y en México, que junto con Panamá también tiene que mejorar sus instituciones.

En Brasil la ineficiencia del gobierno y la mala infraestructura son un dolor de cabeza.

“La región en conjunto todavía enfrenta importantes desafíos en términos de esquemas institucionales débiles, una pobre infraestructura, una ineficiente asignación de recursos productivos, resultados educativos de mala calidad y una débil capacidad de innovación”, dijo el Foro Económico Mundial.

Poco menos de la mitad de los países latinoamericanos cayeron en el índice, y Uruguay, El Salvador y Argentina fueron los que más retrocedieron. Los menos competitivos resultaron Venezuela y Paraguay.

El notorio tropiezo en Argentina se debió a una peor situación macroeconómica, débiles instituciones y un funcionamiento ineficiente de los mercados financieros, laborales y de productos, de acuerdo con el estudio.

Latinoamérica ha sido una de las regiones del mundo con mayor crecimiento económico promedio en la última década y resistió mejor que otras la crisis global del 2007-2008, gracias a un auge de los precios de las materias primas que exporta y un buen manejo económico por parte de los gobiernos.

Sin embargo, el cóctel de una recuperación menos fuerte de lo esperado en Estados Unidos, una desaceleración en China y la crisis de deuda en Europa, afectó el vigor del auge económico latinoamericano.

“Frente a este escenario, impulsar la competitividad nacional con un aumento de productividad es la mejor forma de asegurar el crecimiento económico en el largo plazo y aumentar la resistencia de la región a los golpes económicos”, dijo el Foro Económico Mundial en el estudio.

La siguiente es una tabla con la posición de los países latinoamericanos en el Indice de Competitividad del Foro Económico Mundial, que comprende a 144 países.

http://www.americaeconomia.com/economia-mercados/finanzas/america-latina-avanza-en-el-ranking-de-competitividad-pero-aun-tiene-reto